Español

¿Cigarrillos electrónicos en la suministración de fármacos?

vaping

En el marco de una conferencia celebrada en Copenhague (Dinamarca), la semana pasada, se abrió una nueva cortina en el escenario “futurible” del e-cig.
El uso regular de los cigarrillos electrónicos por parte de los fumadores determina beneficios medibles en términos de mitigación del daño – este es el contenido de muchas de las investigaciones realizadas en los laboratorios LIAF de las que os hemos estado informando en los últimos años.

Pero ¿has pensado en el cigarrillo electrónico como un dispositivo para ser utilizado no sólo como sustituto del cigarrillo clásico? ¿Alguna vez pensaste que vapear podría ser útil no sólo para fumadores o ex fumadores sino también para los que no fuman? Entre los diferentes usos de los cigarrillos electrónicos – según la propuesta realizada por el profesor. Riccardo Polosa invitado por Glaxo Smith Kline (GSK) como parte de su XXI foro científico en medicina respiratoria – hay también la administración de medicamentos y el que permite perder peso a los pacientes. Según la visión futurista del prof. Polosa, los e-cig poseen características únicas que los hacen especialmente adaptos para la administración de fármacos, vacunas y suplementos.

“¿Por qué entonces no poder pensar en una evolución del acto de vapear en un ámbito diferente al del anti-tabaquismo? – se pregunta el Profesor de Catania -. Los cigarrillos electrónicos podrían ser utilizados en la suministración de fármacos, asegurando una mejor eficacia, simplificando los métodos tradicionales y, sobre todo, asegurar una mayor adherencia de los pacientes “. De esa manera vacunas, medicinas, cápsulas, sobres, etc. podrán ser inhalados directamente por los pacientes a través del vapeo, es decir a través de la  vaporización de la sustancia farmacéutica mezclada con agradables aromas personalizados, dependiendo del gusto del paciente.
Pero esta no es la única posible alternativa.

Siempre partiendo desde el mismo principio, según el experto, los cigarrillos electrónicos podrían utilizarse para la difusión de programas terapéuticos útiles para perder peso, mejorar el sueño o incluso para restaurar la energía en el cuerpo.

Los estudios de los laboratorios LIAF han demostrado la eficacia del cigarrillo electrónico como una herramienta para dejar de fumar, pero también como testigo de la reducción de los daños reales y de los riesgos causados por el cigarrillo convencional, especialmente en el caso de fumadores con asma. En pacientes asmáticos el uso del e-cig ha permitido mejorar la función pulmonar y los síntomas respiratorios.

Los cigarrillos convencionales, por su propia naturaleza, no pueden ser destinados a diferentes usos, en virtud de los posibles daños causados por la combustión, el e-cig por contra tiene el potencial para ser adaptado y regenerado, gracias a la innovación tecnológica y al uso de productos de nueva generación.

“Una de las diferencias más obvias entre los cigarrillos convencionales y los electrónicos –concluyó Polosa – está representada por la naturaleza estática del primero contra la adaptabilidad del segundo. Por esto la cultura de vapeo pronto será una parte integral del desarrollo de vapor electrónico hacia nuevas formas de innovación farmacéutica “.

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...